jueves, 19 de julio de 2012

"L'âme n'a pas de sexe"

Hace varios años  aún tenía novios, recuerdo la situación no sin cierta sorna. La cuestión no era una falta de identidad, o una confusión sexual, desde que tengo uso de razón me gustaban las niñas, pero también algunos niños... uy! complicado... pecado para muchos. Eso era hace unos años, y jamás me sentí mal por poder establecer lazos afectivos de pareja tanto como con un niño como con una niña, después las cosa cambiaron, pero esa es otra historia.

Durante esos años de mi vida, me definí orgullosa y abiertamente como una persona bisexual, aparentemente en esta vida y en esta sociedad todo tiene que entrar en una clasificación , y a juzgar por el diccionario, esa era la que mejor me correspondía. Cuando entre al ambiente, descubrí otros muchos como yo, el detalle estuvo en que los estrictamente gays y lesbianas ( ya mencioné que jamás me ha gustado esa palabra?) nos veían como "no- definidos", como "confundidos", como "gays/lesbianas a la mitad del clóset", pero sobretodas las cosas infieles; admito que para ese entonces se me hacía casi increíble encontrar discriminación dentro de un grupo socialmente ya marginado ( oh, cuánto me faltaba por aprender!!) pero así era.  

Sigo encontrando interesante que personas que luchan por no ser discriminados y juzgados socialmente por el hecho de amar a quien ellos quieren , tengan la desfachatez de discriminar y juzgar a otros que si bien no comparten "igualdad" de preferencias, si de circunstancias. Para muchos podrá ser una transición, pero ¿Quienes somos nosotros - y quienes son ellos-  para decir / afirmar / concluir / decidir que una persona no debe/ puede amar a personas de su mismo sexo y del contrario? 

Ay ñañita! pero si eso suena del diablo! dirían los puristas.

La concepción mal entendida de que una persona bisexual es sinónimo de  "andar con hombres y mujeres al mismo tiempo" puede ser y no, depende la persona, no de la sexualidad,  el que es infiel es infiel, o será infiel, sin importar que tan jota declarada sea. Además, quién nos dice que sus parejas no lo gozan? ;)
Cada quién a su tapete!


"L'âme n'a pas de sexe" 

2 comentarios:

  1. Cierto, eso de las taxonomías cómo complica las cosas; ser y dejar ser esa es la clave.
    Saludazzo.

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes Mamazoid.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!