lunes, 10 de octubre de 2011

¡Qué no se pierda la bonita costumbre!


Hace poco más de un mes Trey Pennington - uno de los grandes del Social Media- se suicidó.
Al parecer venía arrastrando una fuerte depresión tras su divorcio y otros problemas existenciales. Trey Pennington tenía más de 100mil followers en twitter, y otros más en Facebook.

Facebook y Twitter se han vuelto algo indispensable en la vida de muchas personas, la primera sobretodo es casi indispensable para cerrar una amistad, que te acepten en facebook quiere decir que has dejado una puerta abierta a esa persona a tu vida y tus demás relaciones, y si no le aceptas es que "no te cae bien" u "ocultas algo", así de sencillos se han vuelto los códigos sociales.

Y aunque en ocasiones eso nos ahorra muchas idas y vueltas, y a veces hasta sin sabores, poco a poco se van perdiendo bonitas costumbres, por ejemplo:

En un cumpleaños: la larga lista de felicitaciones en el muro de facebook no se hace esperar, dónde encuentras comentarios de personas con las que hace años no hablas pero a las que FB les hizo el favor de recordarles que hoy es tu cumpleaños y que deben dejarte un mensaje.

Y yo digo: ¡Qué no se pierda la bonita costumbre de una llamada o un mensaje!


Los eventos de cualquier índole también se cierran en FB, hasta las sencillas salidas de Viernes en la noche deben llevar un proceso de confirmación en FB para saber si se pondrán buenas o mejor la cancelamos por falta de asistentes.
Lo malo es que si de por si la gente es poco comprometida, con estas plataformas el clásico platón se vuelve más recurrente.

Y esto pasa porque, por más que queramos, lo virtual - al menos hasta ahora- no puede ser sustituto de lo real, de una palabra dicha, un abrazo, un beso o hasta un madrazo. Ahora se ha tratado de convertir lo virtual e interactivo en un falso sustituto de lo cálido. Sí, los mensajes en FB son bonitos, interactivos, y gratis; pero nada como una llamada de 30 segs, una visita flash, o simplemente el hecho de enviar un mensaje de texto que ya requiere un poco más de inversión.

Yo soy fan de las redes sociales, en eso trabajo y además las utilizo para mi provecho de muchas maneras, pero no hay nada mejor, nada que me haga más feliz que las relaciones offline; mantenerlas, conservarlas y cultivarlas no siempre es fácil, sobretodo en un mundo donde el tiempo para hacerlo es al parecer lo más escaso y lo más peleado.

No dejemos que los mensajes virtuales se conviertan en la única y "mejor" forma de decirle a nuestros amigos, familia o pareja que les queremos o les echamos de menos, no dejemos que todo se quede en la nube, la era digital es maravillosa, pero hacer las cosas de forma tradicional a veces es 1000 veces más chingón. Se llaman experiencias y recuerdos.

Cómo bien lo dijo Trey:

“One of the worst things about Social Media is we can be surrounded by so many and still feel completely alone.”




1 comentario:

  1. Más cierto no pudo ser.

    Te felicito, te mando beso y abrazo, pero siempre catafixiables cuando nos vemos.

    Saludazzo.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!