lunes, 22 de agosto de 2011

Todo comienza simple


Creo que uno de los retos más grandes que tenemos todos a lo largo de nuestra vida no es lograr "conocer" a todas las personas que nos rodean, es algo imposible, sino realmente conocernos a nosotros, saber que es lo que nos gusta y la manera en la que reaccionamos ante tal o cual circunstancia, cosa que yo debo confesar, descubrí hace 5 años.

El ser humano se encuentra siempre en una constante búsqueda de preguntas y respuestas para llenar esos vacíos de conocimiento que todos llamamos curiosidad, las religiones, la fe, las chaquetas mentales, todas ellas surgen de una constante necesidad por responder preguntas que alguna vez todos nos planteamos.

Sin embargo, la más importante de todas, creo yo, es y debería ser siempre ¿Quién soy yo?; Sonará algo fácil de responder, pero la mayoría de las veces es algo más complicado de lo que parece; A la misma vez, resulta algo esencial para poder entender la vida que vivimos.

Pero ¿Porqué es tan importante saber quienes somos?, porque como todo en esta vida, empieza por lo simple y se desarrolla en lo complejo, necesitamos saber quienes somos para podernos relacionar con otras personas, ejercer un trabajo o incluso hacer las cosas más sencillas, como vivir.

Todo comienza desde uno mismo, para poder confiar en alguien se necesita confiar en ti mismo, para poder amar a alguien es necesario amarse así mismo ¿y esto cómo se logra? conociéndote, sabiendo que es lo que te gusta y lo que no te gusta, experimentando diferentes situaciones para saber la manera en que reaccionarás, teniendo una voz propia.

Yo, como comenté en un principio, no supe de eso hasta hace poco, antes yo me permitía pensar lo que los demás pensaban porque "así es", respondía como los demás porque "todos lo decían", vamos, hasta me vestía como los demás "porque era la moda", cuando en realidad debería estarme preocupando por descubrirme a mi mismo y lo que yo soy en realidad.

Cada persona somos un ente aparte de los demás, por lo que no respondemos ni reaccionamos de la misma manera en que lo hacen los demás, de tal manera en que una persona no puede decirnos como debemos actuar ante tal situación, ni como debemos de vestir o incluso pensar, somos seres autóctonos con la capacidad de decidir eso por nosotros mismos, por nuestra convenciencia y forma de ser; Cuando permitimos que nos quiten eso ya no queda nada más.

Conocerse así mismo, favorece el tener confianza, una buena relación con los que nos rodean y un gran desempeño en el área laboral en la que nos queremos realizar, ya que sabemos lo que queremos y decidimos por nosotros, no por los demás.

Comencemos por saber quienes somos y a dónde queremos llegar antes de empezar a tomar decisiones que a final de cuentas, si esto sucede y lo permitimos, serán tomadas por otras personas y no por nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!