lunes, 25 de julio de 2011

SI TOMA, NO USE CELULAR

De las pocas cosas que el ser humano es capaz de hacer con una precisión casi Suiza, es ponerse una peda monumental (de esas que te dejan tirado en el suelo de... ve a saber tú dónde!) y aún así tener la lucidez necesaria para tomar el celular, buscar el número del fulano ese al que aún no olvidas o aún quieres y mandar ya sea uno (o varios) mensajes escritos o hacer una (o muchas) llamadas para comunicarle eso que en plena sobriedad no te atreverías a decirle. Sí señores, los humanos podemos destruirnos aún estando ebrios.

Y aunque Usted no lo crea eso sí es algo que nunca he hecho y nunca haré porque estoy más que consciente que esas palabras sinceras, sí, que uno expresa bajo los influjos de Bacco sin duda, y por más que te esfuerces, nunca podrás borrar del teléfono del otro y dependiendo del grado de confesión será el grado de arrepentimiento que, sumado a esa cruda espantosa, tendrás durante mucho, mucho tiempo.

Después de ver esta imagen creo que dejaré el alcohol

Y ¿te has puesto a pensar qué pasa con el receptor? Ahí es donde me he ubicado casi siempre. La más reciente este fin de semana. Resulta ser que X en plena madrugada del domingo me hizo algunas revelaciones que no pensé fueran tan, cómo decirlo, graves. Estoy casi seguro que la culpa fue de sus amigos toda vez que uno, cuando anda de pedo en manada, trata de cuidar al otro de que no haga pendejadas o que no se vaya a cruzar la calle en plena luz verde. Desmiéntanme si me equivoco pero aún ebrios uno SIEMPRE procura que los amigos no hagan estupideces. Y en el caso que les medio cuento (no revelo más datos ni el nombre del susodicho para proteger mi privacidad) fue una de sus amigas la que marcó por él esperando que yo contestara (no pero m'ija: si estos tacones que suenan y este colmillo que arrastra no es sólo porque sí... ¿De dónde sacaste que iba a contestar sabiendo los antecedentes y el contexto?!). Mal ahí. Suponga Usted que tomo la llamada. De haber entendido algo (digo, no somos muy elocuentes con alcohol en la sangre) creo que no hubiera cambiado nada de las circunstancias que nos llevaron a estar como estábamos (sí, en tiempo pasado).

Ahora bien, el mensaje escrito, ese que quizá en el momento no leas con calma (yo a las 3 y algo de la madrugada estaba más que perdido en los brazos de Morfeo) pero que cuando ya siendo de día vuelves a leer con todos los mecanismo de juicio críticos funcionando al 100%... entonces sí te das cuenta "de qué lado masca la iguana". Y decía una maestra en la primera carrera que cursé (esa, esa es otra historia) que "hay que tener mucho cuidado con lo que uno dice o escribe porque las palabras tienen poder y ni el más sincero LO SIENTO podrá hacer que se olvide lo dicho". Y creo que tiene razón.

Voy terminando. Jóvenes, lo más sano para todos es que arreglen sus problemas estando sobrios y que vayan cerrando esos círculos que de no hacerlo luego les generan problemas que arrastran durante años y años. Ahora bien, como el cuerpo es débil y el grado de alcoholismo es distinto en cada uno, asegúrense que cuando se pongan la peda del fin de semana: a) apaguen su celular y déjenlo en casa; b) si lo llevan, no lo usen; c) asegúrense de acompañarse de amigos que en verdad los cuiden (no que los avienten a la boca del lobo) y d) definitivamente NUNCA, repito, NUNCA le hablen/escriban al ex novio, ex ligue, ex peor es nada a menos de que estén dispuestos a soportar las consecuencias de sus actos.

En mi caso, se llamaba... En fin.



2 comentarios:

  1. Amé tu post, creo que todos hemos pasado por esa situación ya sea en a) o b), el caso es que lo que mas amé fue lo que decía tu profa: "hay que tener mucho cuidado con lo que uno dice o escribe porque las palabras tienen poder y ni el más sincero LO SIENTO podrá hacer que se olvide lo dicho". De eso vivo... una cosa es perdonar y otra muy diferente olvidar, y sí, las palabras dañan, aunque se las lleve el viento.

    ResponderEliminar
  2. Aaah!! Llevar serenata , eso es lo mas tuanis que se puede hacer estando borracho…yo soy pro serenatas, es mas mándame el tel del susodicho farmacéutico para llevarte serenata!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!