martes, 19 de abril de 2011

"Saber, Amar, Osar, Callar"

"Sólo Dos Veranos" llega a mi vida como antesala, igual que Carlos, mi espíritu lo demandaba. El libro no tiene pena ni gloria, excepto una frase:

"Saber, Amar, Osar, Callar" (cuatro palabras me inquietaron internamente).

En esos días me encuentro el libro de Regina que Alejandro Rosell, 10 años atrás, me recomendara. Regina describe la naturaleza espiritual del movimiento estudiantil en México 68. Dentro del libro se habla de un arquitecto que puede hablar con los edificios, que siente sus tristezas, percibe su existencia. Este arquitecto se tiene que convertir en un "verdadero Mexicano" y para lograrlo se le pide que pase dos años con cada tradición -cada tradición se identifica con una palabra-: Dos años con los Aztecas (Osar), dos años con los Mayas (Saber), dos años con los Zapotecas (Amar) y dos años con los Olmecas (Callar). Es aquí donde la nueva puerta se abre... El universo esta comunicándose intermitentemente día y noche con nostros. Existe conexión de banda ancha entre el cielo y la tierra. Este espacio es privilegiado. A nosotros nos está tocando vivirlo!!!!!

Hay quienes sienten que el tiempo esta corriendo muy rápido, y en efecto, (aunque el tiempo no existe, es una invención humana) nuestra percepción tiene la capacidad de concebir milagros. Empezamos a manifestar lo que antes era imposible. Los desastres naturales son parte del nuevo orden. Como dijo un buen amigo: "No hay experiencias buenas ni malas, sólo humanas".

Desde muy pequeño me supe único, empecé con predicciones que se volvían reales en corto tiempo, premoniciones, hasta que una noche sucede un pequeño milagro: hice una sanción por imposición de manos. Capacidades como esta "todos" las traemos en mayor o menor grado. En el nuevo orden todo gira en beneficio de todos, muchos se quedarán en el camino sin saber que pasó. Todo lo que se ocupe saber se nos sera revelado -ya esta sucediendo- y nuestro cuerpo ya empieza a vibrar en una nueva frecuencia. La energía del universo desciende para quedarse y ayudarnos en este salto. Y lo único que tenemos que hacer es decir "sí" al cambio y soltar el pasado.

Existe un lenguaje universal inherente en absolutamente todo. Cuando escuchamos con el
corazón el alma del universo canta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!