lunes, 11 de abril de 2011

El clóset está re-oscuro


Salir del clóset, si bien es algo complicado de hacer, también resulta para la mayoría, o al menos eso quiero creer ¿Veá?, algo necesario para poder continuar con la aceptación e identificación sexual.

Yo:Hola, mi nombre es Diego
Todos: Hola Diego!
Yo: Y salí del closet hace 4 años
*aplausos*
Todos: Bien Diego! sigue asi!

En alguna etapa de su vida, toda persona, o al menos eso quiero creer ¿veá?, llega a pensar su situación y a confirmar o desmentir su sexualidad, ya sea por alguna situación que lo lleve a hacerlo o simplemente por el hecho de tener la idea dando vueltas en la cabeza.

¿A que me refiero con confirmar o desmentir su sexualidad?, al momento de iluminación en el que una persona (hombre o mujer), decide si le gusta el pene o la vagina o ambos dos (pero esa ya es sopa de otra olla, como diría mi abuelita) y con esto comienza a tratar de descubrir e identificarse con su preferencia.

El siguiente paso, que yo considero, debería hacerse en el proceso de identificación y aceptación, es el de comenzar a platicarlo en sus círculos sociales, amigos cercanos, amantes, nalgas o mascotas de su preferencia y de esta manera sentirse agusto con lo que es y que las personas a su alrededor estén enterados de ello, o al menos ese fue mi proceso ("¿Y eso que tiene de diferente?, ¿Sigues siendo tu que no?", por cortesía de mi mejor amigo)

Ojo: eso no quiere decir que todos tengan el mismo orden o proceso, conozco muchas personas que no se lo han contado a las personas de su alrededor y siguen estando igual de bien que yo.

Y finalmente se encuentra "La hora cero", el "momento de la inquisición" o el "hasta aquí llegué", de contarle tu situación a los (preshistóricos y contemporáneos, queriendo ser "cool") papás, en mi caso, antes de que yo pudiera hacer algo, mi papá sin previo aviso, "me sacó la sopa", fue algo terapéutico, y mucho más tolerante de lo que pensaba ("¿Y cuando tengas novio me lo vas a presentar"? o "¿Eso quiere decir que no voy a tener nietos"?, fueron sus frases para recordar).

Sin embargo, con mi mamá fue un poco diferente la situación, en este caso yo fui el que le conté de mi situación, con tiempo de anticipación (el rumor ya se corría por el vecindario y mis vecinas chismosas le llegarían con el dato pronto) así que, tras unos minutos, que me parecieron horas, de silencio, trató de entender mi posición y ponerse en la situación (muy a regañadientes), culminando con una sesión de lágrimas, su "manera de superarlo" le llamó ella, y un bonche de frases para recordar ("A final de cuentas, es como irle a las Chivas o al América ¿no?", "¿Seguro que no quieres ir con un psicólogo?" y mi favorita "No quiero que me cuentes nada, ningún detalle, a menos que yo te pregunte")

Es evidente que con cada familia son formas y maneras diferentes de hacer y decir las cosas, tanto pueden llevarlo con calma, hasta intento de suicidio por parte de la mamá (es una historia real).

Mi consejo, hagan lo que les brinde seguridad y confianza, sino necesitan contárselo a sus seres queridos para aceptarse ustedes mismos o incluso por quitarse un peso de encima, es entendible.

Cada quien tiene sus procesos y decisiones, sin embargo, no olviden estar siempre agusto y en paz con aquellas que toman o dejan de tomar.

6 comentarios:

  1. Que pedo pinche Diego, buen post gracias por compartir! la colección de frases favoritas está rebuena.

    Buen approach, con sentido del humor pero con honestidad.

    ResponderEliminar
  2. Que pedo Carnal! jajaja muchas gracias, vino del corazón, aparte ya ves como son los papás.

    Un abrazote cabrón!

    ResponderEliminar
  3. Pues bien lo dices cada quien su proceso y su momento, a todos se nos llega y los padres, curiosamente ellos lo llegan a saber antes que uno, rara vez les cae de sorpresa, lo duro es aceptar que ya uno lo sabe..digo yo, un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo contigo, el proceso varía según la persona, pero el darse cuenta de si mismo también lleva tiempo y diferentes procesos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Difícil proceso, creo que a veces es más díficil la preparación para la salida, que la salida misma. Depende del caso como todo... Por un mundo sin ignorancia... a mucha honra!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, totalmente de acuerdo contigo, la preparación es cuando pones en una balanza todos los pros y contras, pero también descubres mucho de ti, salir del clóset ya es lo último.
    Y a huevo a mucha honra!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!