viernes, 8 de abril de 2011

Chile, ajos y cebollas

Ama, siente, vibra, llora y cocina. Déjate conquistar y adentrate en la cocina milenaria de ésta encantadora novela de Laura Esquivel, "Como agua para chocolate".

Debo admitir que primero vi la película y posteriormente leí el libro. No es disculpa pero en aquellos años cuando fue llevada al cine, comenzaba la llamada ola de "El nuevo Cine Mexicano" que venia precedido de un espantoso, que digo espantoso paupérrimo cine de ficheras y su legado nada digno de resaltar el cual encontró su nicho a falta de buen cine salvo algunas honrosas excepciones.

Tita es una extraordinaria cocinera que crea, siente y vive todos los platillos en su pequeño mundo que existe en la cocina, ella como gran cocinera desempeña con ahínco la elaboración de las recetas, con todos sus ingredientes heredados de generaciones pasadas. Como "debe" ser en toda familia mexicana la religión y la comida son inherentes a nuestras costumbres y en el nicho familiar de Tita no puede ser distinto.

Ella es la menor de tres hermanas, un matriarcado orquestado por la malvada mama Elena, con una tradición funesta que recae en la menor de la dinastía en cuidar para su desdicha, a su madre hasta el día que fallezca. Enamorada del marido de su hermana, condición forzada por la madre y aceptada por el marido con el propósito de mantener vivo el amor por Tita. La frustración, el amor, la alegría, la impotencia, el arte culinario y todos aquellos sentimientos que la hacen sentir viva son evocados por las recetas de deliciosos platillos.

Una novela mágica que te lleva de la mano por todos esos ingredientes que mutan en sentimientos narrados por ésta gran escritora mexicana. Si ya viste la película confirmaras que el trabajo de Esquivel no fue solo excepcional en éste libro si no también su extraordinaria adaptación cinematográfica que fue aclamada por la crítica y la academia mexicana.

Y es que el valor de su guión se pondera cuando lees el libro y te das cuenta que no hay detalle que no se cuente en la película y no hablo solo de palabras, si no de descripción de personajes, aromas, sensaciones contadas que traspasan las mismas páginas de el libro y que en el film son muy bien logradas por el director, los actores y el guión.

Muchas películas he visto de buenos libros, pero pésimas adaptaciones cinematográficas. Y si bien ahora mismo hablo de la novela, la película es de las pocas pero muy pocas mexicanas que valen la pena y salen bien libradas enmarcadas por "La nueva era", mención aparte merece la época de oro pero esa es otra historia.

Para lectores asiduos, bienaventurados los cultivados, nos leemos en corto.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo que la película es un hit a los sentidos visuales, y poco le falta a la misma oler. No he leído el libro, pero ya es más tarea que me das, pronto leo esto o lo anterior.
    @ixmacrixpin

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!