lunes, 14 de febrero de 2011

No seas cochino

Una vez alguien me dijo que yo estaba en contra del sistema, pero no, de lo que estoy en contra es del "pendejismo", y si el sistema es pendejo, pues ¿yo que hago? en verdad es desesperante ver que el mundo se va al carajo, la gente hace pendejadas y como decía ese sujeto: " nadie hace nada"... ni dice nada, digo, ya de "perdis"; estamos acostumbrados a vivir bajo el concepto de "así es, y no va a cambiar", o sea: "así es, y no pienso mover un dedo en intentar que sea diferente".

Siempre me ha molestado la gente que tira basura en la calle, el otro día me toco ver a una doña aventar, llena de soltura, la colilla de su cigarro por la ventanilla del auto, ¿sabían que una colilla contamina 50litros de agua? , 50!!! y eso sin contar el aire sucio que nos fumamos los demás...

Por mi casa, hay canchas de fútbol y baloncesto, hay una parte que podríamos considerar como área verde, la mayoría de los vecinos que tenemos perros, los sacamos a caminar ahí, curiosamente la mayoría también levantamos sus popis como debe ser, así que el problema no es de heces. Sin embargo, hay algunos vecinos que han tomado la horrible maña de ir a tirar su basura ahí, cual terreno baldío, generando contaminación ambiental y visual. Hace unos días me tocó ver a una pareja pasar son su bote gigante en un carrito, listos para tirar su basura. O sea ¿si van a contaminar MI espacio y el de otros vecinos, para que SU espacio (su casa) no esté afectada por la basura que ELLOS mismos producen?

Y entonces si digo: ¡Carajo, pinche gente cerda y pendeja! (con perdón de los porcinos que ni pintan aquí). Por que esa acción es meramente de comodidad, muchos se quejan de que no hay camiones suficientes que recojan la basura; a ver, ¿por qué no van y la tiran en la puerta del palacio municipal si tanto es su coraje con el ineficiente sistema de recolección de basura.?

La cuestión aquí, es que hay cosas sencillas, sencillísimas que podríamos hacer para cambiar como individuos y sociedad, cosas que digamos ayudarían a que esta inevitable ida al carajo, fuera más placentera, o mínimo no tan jodida; pero no, nos encanta complicarlo todo mientras no "nos afecte a nosotros directamente".

Yo sé que el sistema de recolección es un asco, y que por ejemplo, no sirve de mucho separar la basura por que finalmente la vuelven a juntar toda, pero tomemos un poquito de conciencia... Si seguimos aplicando el dicho de "que lloren en mi casa a que lloren en casa del vecino, en la del vecino", más pronto de lo que creemos vamos a estar todos en el mismo pinche hoyo. He dicho.


1 comentario:

  1. ...y bien dicho (por cierto).

    ¡No te canses por favor!

    Otro saludazzo inconforme, revolucionario, subversivo, harto... pero afectuoso.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!