jueves, 3 de febrero de 2011

Freedom

Es mi turno, y había esperado paciente para escribir con la tranquilidad y respeto que merece este blog que hemos hecho estas "Leyendas Vivientes".


Freedom


Hace tantas noches vivía en un infierno que yo mismo dibujé en el aire, hoy no quedan ni cenizas, por que de esas cenizas renací solo, buscando el poder que tantas veces tuve en mis manos y que en un amanecer perdí al dejar que el polvo del purgatorio alcanzara mi piel intentándome sepultar en el más frío de los cementerios.

Donde un demonio no puede tener más compañía que su propia intención por querer conquistar lo que no estaba permitido, lo que el riesgo significaba peligro.

Después deje que el viento calmará mis heridas para así poder levantarme y caminar con el mismo porte que tenía y que había dejado de ser visible, entonces miré dentro de mi para encontrar mi esencia y así caminé hacia la luz.

Entonces decidí descansar en los brazos de la tranquilidad, y sonreí cuando al final del camino, encontré mi propia imagen, mi propia luz…

Estoy en paz y, aun con esos segundos poco afortunados, hoy estoy aquí sonriendo por la magia que tiene mi mundo y mi alrededor, soy yo. El que siempre he querido ser y que por un momento deje de serlo por complacer al demonio que llevo dentro olvidando la intensidad que significa vivir en libertad.


. . .

Una noche volé tan alto que encontré el paraíso en las estrellas de un universo que hoy es tan dócil y agradable que no pretendo más que conseguir que la tierra me alcance los pies y me permita quedarme aquí donde el oxigeno al mezclarse con la hermosa oscuridad de la noche provoca saciar mi espíritu.

Descubrí lo pequeño es el mundo cuando se observa con una sonrisa en los labios, descubrí la inmensidad del cielo con solo acariciar las nubes y alborotarlas con mis manos consiguiendo dibujar en ellas el rostro de un ángel.

Una persona que encontré y no busqué, simplemente apareció mientras jugaba en el cielo, mientras me recostaba en la suavidad de las nubes buscando la tranquilidad que necesitaba, aun cuando mi interior estaba lastimado.


Y se detuvo frente a mi y sonrío de una forma tan distinta que aun tengo esa imagen en mi mente, y mejora día a día cuando le he vuelto a ver, es simplemente impresionante. No sé decir más.

Ayer mientras volábamos, nos entendíamos con una sonrisa, de esas que nacen en el interior y no son provocadas más que por la naturalidad de mi existencia y la agradable compañía que me hacía. Las palabras perdieron todo significado para dar paso a la mirada y la dulce sonrisa de su rostro. Era el significado de la libertad y el destino haciéndonos tomar de las manos para conquistar donde no hay limite, donde el sol muere y el brillo del universo permite disfrutar el mejor de los horizontes…

Así conseguí, una vez más, detenerme en la cima del universo… y hasta hoy han sido sus enormes alas las que me han brindado el calor que necesitaba mi cuerpo tan frío. Es la sensación de libertad… donde el silencio puede ser escuchado y donde el vacío se convierte en el espacio más íntimo y habitable de mi universo. Ahí es donde disfruto sin medida su compañía.

Y al amanecer encontré el olor de su cuerpo en mi ambiente y la suavidad de su piel aun en mis manos, puede ser tan sencillo y austero que entiendo el valor de saber comprender y entender lo que significa sin llegar a perderme.

No eres un sueño, eres una realidad y aun hay mucho que aprender y conquistar, tengo el espíritu dispuesto a encantar el universo y acariciarlo con mis manos. Sin alejarme del suelo.

Una vez más te contemplo frente a mi y descubro la línea de tus labios y la silueta de tu sombra provocada por la inmensidad de las luces a tu alrededor, eres tan fuerte y tan dócil, tan transparente y tan sólido como el metal de los dioses, tan agradable y encantador como el príncipe noble que un día no busqué.

Sé lo que eres, sé lo que significas y sé lo maravilloso que es tenerte cerca, por que lo he vivido y me es agradable hacerlo.

Sigue aquí, tan cerca como sea posible… Carlos. No está en mis planes dejarte en el camino, te llevaré hasta donde el tiempo lo permita, hasta donde tus alas vuelen a la misma velocidad de mi cuerpo y podamos juntos encontrar la última sonrisa sin perder el aliento, por que he aprendido a quererte y a quererme aun más de lo que solía hacerlo.

¿Ves aquella playa a la orilla del mar? Ahí es donde te llevaré a descansar y desde ahí podremos observar lo magnifico que es el universo con tu espíritu, con el mío. Ahí donde puedas entender el eco que hace el viento en el ambiente y donde tu sonrisa sea aun más noble y natural de lo que ya es. No temas… es parte de vivir.




Más allá de lo invisible, eres dinamita para mi cerebro...

Para ti Carlos... Esto es lo que me has inspirado en un momento delicado cuando la tormenta se ha convertido en un ambiente tan pacífico y tranquilo. Te quiero amigo.


The Legendary King Raynier...
is still alive and he is fighting for his own Kingdom.

1 comentario:

  1. es lo bello de ser libre, el poder amar , el poder vivir

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!