viernes, 18 de febrero de 2011

Arriesgandose un poco

Con tanto furor que hay por estos días pre-oscar y con el estreno (tardado) de las nominadas a mejor película, es inevitable no escuchar opiniones encontradas sobre tal o cual historia.

Es cierto este año, la selección cinematográfica presenta historias un tanto cuanto más arriesgadas y diferentes a lo que los Oscares están acostumbrados a niominar añor con año, sin embargo, no es algo del cuál puedan adjudicarse los miembros de la Academia.

Este último año, la industria cinematográfica ha tratado de retratar historias un tanto, digamos, osadas (por no decir "diferentes").

Los dramas ya no son presentados como historias desgarradoras dónde una persona sacrifica su vida por otra, dónde el final es tan inevitablemente triste como la posibilidad de dejar de usar las mismas situaciones y lugares seguros a lo largo del tiempo. (Ojo: no con eso desprestigio la calidad de la historia, ni de sus integrantes)

Ahora, las historias se han tornado más reales, tomando algunas que en efecto son biográficas (como "127 hours", "The King's Speech" o "The Social Network"), así como otras dónde la historia de la película gira en torno a la psicología de los personaes y su desenvolvimiento en una situación totalmente plausible (como "Black Swan" o "True Grit")

Es ahora, cuando la industria del cine se percata de la importancia del buen desenvolvimiento de sus personajes, en cuánto a su humanidad se refiere, y la importancia de tomar en cuenta las consecuencias de sus actos, o por lo contrario, la falta de decisión.

Situaciones que confrontan a los personajes, ya no sólo con sus compañeros o personas cercanas, sino consigo mismos, con su propia mente y su propio mundo dónde su realidad se desenvuelve a lo largo de la historia.

Los directores han abierto un poco más su visión cinematográfica y han dejado de echarle todo el peso encima a los conflictos que se crean al exterior del personaje, para adentrarse más en los sucedidos en el personaje, abriendo las posibilidades de manejar dos universos, que al reunirse, forman una historia de más calidad.

Por eso la ceremonia de los premios de la academia de este año parece ser más osada, podría parecer que sus decisiones se han convertido en ideas mucho más arriesgadas.

Lo cierto es que esto no hubiera sucedido si a lo largo de todo este año, las películas no hubieran abarcado campos que antes, ciertamente, habían sido abordados pero no de la manera ni de la intensidad con la que se presentaron los proyectos este año.

Bienvenidas sean las historias arriesgadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!