jueves, 30 de diciembre de 2010

Regreso a casa.


Hoy es una noche especial, voy a mostrarte el lugar del sueño que compartiré contigo, ahí donde las miradas del mundo no alcanzan y solo seremos tu y yo.

Cierra los ojos y deja que sean las estrellas quienes guíen tus pasos Ven... acércate, no temas. Permite que tu imaginación y tus emociones se vuelvan hacia mi con la misma intensidad de un suspiro.

Vamos, solo es cuestión de segundos alcanzar la cima. Y deja que la suavidad del aire encamine tus pasos y sea la noche quien te envuelva hasta sentirse parte de tu piel. Hemos llegado, siéntate aquí conmigo. La oscuridad de la noche se ha vuelto intensa y las estrellas por fin han tomado el brillo especial que solo refleja tu mirada tierna.

S
on tuyas, las traje para ti.

Esta es tu historia, la que no habías querido escribir. Empieza hoy, ¿Quieres escribir la primera frase en la inmensidad de tu noche?

Aquí solo somos tu y yo. Este lugar tuyo, y nadie más tiene permitido entrar. Deja que el viento calme la agitación de tu cuerpo, permite que la brisa cicatrice cada una de tus heridas, la noche cuidará de ti como lo haré yo. Y el tiempo, el tiempo deja que sea tu mejor aliado ahora que te ocuparás de lo que mereces vivir. Una lágrima puede opacarse cuando tu sonrisa muestre todo el amor que hay en ti, cuidalo y derróchalo cuando sea el momento indicado...

Siente el mundo a nuestros pies... esto es un espacio reducido para un secreto: tu vida.

¿Puedes sentir?

Mírame y permite que el dolor se convierta en sonrisas.

Siénteme y entenderás que tus emociones, sentimientos y pensamientos van mas allá de un segundo en el tiempo. Háblame, te voy a escuchar y quiero perderme en tus palabras hasta encontrarme en tus emociones. No me hables más en silencio, grita si es necesario... siempre estaré aquí.

Mírame, alza los ojos y encuéntrame… soy el reflejo de lo que un día fuiste y que tienes que volver a ser.

Deja atrás lo que tanto te lastima, somos uno…

Es tiempo de que te levantes al viento. Será el sutil movimiento de tu cuerpo lo que haga armonía con la música del viento, encuentra el espacio perfecto para alcanzar el roce de las estrellas que aparecen una a una en el cielo.

Disfruta…

La noche ha caído delicada, y es la luna llena la que marca la existencia de la tranquilidad. No temas más y toma el riesgo por vivir, limpia tus rodillas si aun hay polvo, sacude tu mente si aun hay memorias no gratas, mira frente a ti y camina... yo te espero aqui, al otro lado del valle.



Soy yo, el mismo Raynier que un día encarcelaste junto a la razón en lo más profundo de tu alma… Bienvenido a casa Ray, hoy somos uno de nuevo y estoy listo para que hagamos una gran experiencia de vida.


Raynier

Diciembre 30, 2010.

2 comentarios:

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!