lunes, 6 de diciembre de 2010

Chaquetas Mentales

Ayer veía un programa en la televisión (no me pregunten cual, luego me linchan) dónde una de las protagonistas mencionó una frase que me pareció adecuada y a la vez concuerdo con ella.

"Pedirle a alguien que crea en una fantasía no es algo moral, sencillamente es cruel"

O como le dicen en mi pueblo, "Chaquetas mentales", que una persona base su vida y su bienestar en una fantasía, sea lo que sea, no es nada saludable.

La raíz de toda chaqueta mental viene de un incentivo de afuera, tanto incitado por una persona o un agente ajeno, provocando que una situación, sin saber antes si es real, cree una serie de eventos e imágenes en la cabeza del "Chaqueteador".

Como es sabido, la mayoría de esas veces y al pasar el tiempo, cierta fantasía es idealizada a tal punto en el que es díficil saber diferenciar entre la realidad y la imaginación, con ella vienen los planes y suposiciones.

Depende de la persona si está en posición para darse cuenta de su "construcción de castillos en el cielo" o decide mantener su empresa constructora de princesas de Disney, ya que en casi todos los casos dicha chaqueta mental les ayuda a salir adelante de tal o cual problema, o simplemente a distanciarse de su realidad un rato y simplente tener fe en algo más allá de sus manos.

Varios ejemplos podría dar, tocando las fibras sensibles de varias personas, uno muy claro es el de la imágen de Dios, como un ser poderoso creador de todos los seres humanos, que es benévolo cuando nos portamos bien y un tirano cuando no vamos a misa, que bien podría ser reemplazado con la imágen de un "Monstruo de Espaguettis" que viene del espacio exterior, como dicen muchos otros.

O cuando una persona se crea la imágen (tanto buena como mala) de otra, sin antes saber todo su historia detrás y sin moverse de ella, dónde muchas veces es creada o incitada por la persona ajena.

Son muchas variaciones, y por supuesto todos tenemos derecho a vivir nuestras fantasías de manera en que queramos, mientras no nos lastimemos y sepamos, que en efecto, es una fantasía y no algo real.

¿O que piensan?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!