miércoles, 24 de noviembre de 2010

Vas a ver con mi mamá ...!


No es muy necesario desglosar todas y cada una de las situaciones por las que pasamos todos a diario en este planeta tierra (que le dicen). Mientras que a unos se los nalguean en el metro, a otros les embarra un niño la torta de tamal de mole en el pantalón claro, a algunos más los avienta una señora gorda quien, por cierto, se enoja porque le hiciste cara de: "¿Qué pedo pinche vieja, ya terminaron de pasar usted y su departamento de carnes, o le sigo estorbando?"

Y justo es ahí a donde quiero llegar; Creo que me he caracterizado siempre por ser respetuoso y hasta caballeroso (Sí, !una jota también tiene modales!), pero cuando me buscan me encuentran; Nunca he sabido quedarme callado, pero cuando lo hago es porque estoy observando detenidamente.

¿Qué pasa con la explicación de arriba? Allá voy. Hay un grupo de personas a las que he denominado como los "escupe y corre", son también conocidos como los "cuchillo de palo" (No cortan pero como chingan); y si bien es cierto que somos dueños de nuestro entorno, no estamos exentos de tener a cuando menos una persona de estos grupos en nuestras vidas.

Y van por el mundo haciendo chistes de cualquier pendejada, pero también de la forma de vestir de la gente, pero también del trabajo de la prima esquinera, pero también critican a diestra y siniestra: que si al basurero, al lechero, al cartero, a sus padres y al espejo. Muchos de estos pertenecen a grupos de gente con menor autoestima que ellos, "líderes" (que se dicen), y es cuando están juntos, que agarran todavía más valor para reírse hasta de sus mamases (de ellos).

La bronca viene cuando les toca alguien mucho más cabrón y sin nada que perder porque, ahí sí, la puerca torció el rabo; Veamos algunas de las reacciones posibles de estos personajes:

  • "hahahaha, ¿tú crees que me importa lo que dices? ¡Bah! Pobre iluso"
  • "Comprate una vida pinche naco"
  • *Me enojo y me voy*
  • *Ya no te hablo nuncamente por pinche, culero y malparido (de pie)*
  • "Soy mejor que tú en ... ... rayuela, y cuando quieras te lo demuestro, a la salida nos vemos"
  • "Pues vamos a darnos de madrazos y ya verás, pinche wey, muy salsa ¿No?"
  • "Yo nunca pierdo"
  • "Cuidate cabrón, porque tengo muchos amigos..."
  • Etcétera, etcétera y etcétera ...
Con este post (estúpido y sin sentido) nada más quiero recordarle a esta gente que si ustedes empiezan dan el derecho inmediato de replica y se aguantan; De hecho, confieso que a muchos de estos personos me dan ganas de gritarles: "Mariquita sin calzones te los quitas te los pones" "te llevas y no te aguantas" "lero, lero"

Tengan cuidado chiquitos, porque hay quien no tiene botón de "encendido/apagado" y se van como "hilo de media" en insultos mucho más inteligentes y verdaderamente dolorosos. Hay quien puede evidenciarlos públicamente por algo no muy evidente, crear un chiste al rededor de algo que no les guste de ustedes mismos, o agarrarse de algo mal dicho para destruírlos.

Además, "teic irisi vato" ¿quieren jugar? habemos quienes aceptamos el reto y sabemos que lo que suceda entre los juegos de palabras, y tal, es sólo eso: UN JUEGO; no se sientan agredidos ni quieran correr de inmediato.

Si vas a ocupar armas nada más acuerdate que hay quien tiene: o más armas que tú, o de menos una más efectiva.

Seguiré informando.
Adiós y ¡Tan Tan!

1 comentario:

  1. Bien dicen que para cabrón, cabrón y medio. Y es cierto, tampoco se vale que cuando ya te pusieron en tu lugar avientes puro pseudo argumento maiceado y aguado como de consomé en mala barbacoa. Ni pex, ya cuando demostraron cerrarte la boquita mejor afrenta tu derrota con dignidad; no sea la de malas que termines agachado en el cabaretito por no aceptar que perdites, María.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!