lunes, 29 de noviembre de 2010

¿Tuya, mía , te la presto?

Lo diré sin rodeos: no me interesa el fútbol.

No es que no me guste como tal, sólo (toma eso RAE) no me interesa. Para muchos eso es practicamente una anormalidad, y la recriminación social en un país "pambolero" no se hace esperar. Pero no es mi culpa - o eso creo- que sea en realidad algo tan vanal. Osea, con esto quiero decir que no me paro y grito, no vocifero, no me creo árbitro o técnico repentinamente, no tolero que un hombre llore como magdalena porque su equipo perdió, no me siento parte de un equipo, ni pienso que "ganaMOS".


Y no es que no sepa, no estoy lista para ser árbitro, pero sé lo básico, y comprendo el juego.

Ocasionalmente veo partidos de la liga europea, y no, no soy malinchista o mamona, lo que pasa es que el futbol nacional me da una flojera marca ACME: lento, impresiso, sucio, y menos aún me interesa si convierte a un hombre que tiene menos IQ que un pepino en "héroe nacional".

Así pues debo agregar que me aburre a sobremanera que hablen - se quejen- más de 10 minutos de un partido malísimo, o de lo que ustedes "hubieran hecho" de haber dirigido al equipo.

Y es que en verdad me decepciona ver que las personas le dan más importancia a lo que pasa en ese mundo que a otras cosas de verdad importantes, que las personas gasten su dinero en parafernalia futbolística a altos precios pero deba el recibo del agua desde hace 5 años, o que las personas entren en frenesí y se golpeen cual guerra medieval porque su equipo jugó de la chingada y perdieron.


Entonces querido lector, ¿qué debo hacer en un país donde el 98% de las personas afirman que les gusta el futbol -porque una cosa es que digas y otra que así sea- y donde problemas sociales como la obesidad, el tabaquismo, la ineptitud, etc. son dejados de lado por el partido dominical de las 12:00hrs.? ¡Ah! Por que eso sí: valores y educación difícilmente se inculcan en el hogar, ¡pero el amor a una camiseta no se pasa por alto jamás!.


Quiero que quede claro que no estoy encontra del futbol como deporte, simplemente no me interesa como factor idiotizante de masas, al cual la gente recurre como escape y que fomenta la ignorancia desde sus mismos representantes (jugadores) .

1 comentario:

  1. Lo había dicho alguna vez: más practicarlo que verlo. De acuerdo con tu visión, un país acendradamente chicharronero-pambolero (échate esa también RAE), presto siempre para Teletones, Juguetones y toda esa bola de tones habidos y por haber.
    Bien lo dices: idiotizante; no hay más, voy a echarme un partidito... político.

    Saludazzo prenavideño.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!