jueves, 4 de noviembre de 2010

This boy is ... (Inédito)

Pleasure.

"Esto es lo que tanto amo hacer, venir aquí y plantarme en el medio de la pista sintiendo el calor del cuerpo y el beat de la música en cada latido de mi corazón. Empiezo a moverme con los ojos cerrados sintiendo como la música recorre mi torrente sanguíneo… es placer."

"Y tanto he esperado esta noche para poder alcanzar el éxtasis."

Es el antro de los miércoles al que semana a semana este mismo chico asisté para dejar atrás el stress del trabajo y así satisfacer cada uno de sus placeres.

Love, sex, passion.

"Necesito un poco de intensidad."

Se retira a un espacio totalmente oscuro para poder inhalar un poco de cocaína, que trae ya lista para ser absorbida. Enrolla un billete lo más que puede para permitir el paso del polvo mientras aspira.

"Ahhh… estoy listo."

Y vuelve ahora a la plataforma, donde le han permitido siempre subirse a bailar sin ser molestado por nadie. Mientras, alguien desde abajo le observa con la simple mirada del deseo. No tarda en darse cuenta de esa mirada y continúa moviéndose lento provocando más de una mirada morbosa.

Y después de unos minutos, baja al mismo lugar donde estaba al principio… para provocar y ser abordado por ese chico que no ha quitado los ojos de su cuerpo. Es el hielo seco lo que le rodea y las luces neón que le hacen vibrar aun más.

En unos minutos, el chico se acerca por detrás para rodearle la cintura y moverse el mismo ritmo de su cuerpo, los minutos pasan y empieza a dejarse seducir. Es un tanto erótico el movimiento y los cuerpos empiezan a encenderse tanto que es casi imposible dejar de notar la excitación que les invade.

Tell me… i got a selection of positions, affections.

- Te gusta lo que sientes? – Murmuró en mi oído.
- Si…
- Deberías probarme
- Aun no – Respondí




Y seguían moviéndose cada vez más mostrando más sensualidad. Pasaron algunos minutos más y ya era imposible detener lo que había empezado.

- Ven, vamos a un lugar solitario – Me sugirió sosteniendo mi cuerpo con mayor fuerza.
- Esta bien…
- Te espero afuera – Dijo mientras me soltaba.
-
Solo deja que inhale un poco más de droga.
- Búscame, te estaré esperando
.


Una vez más se perdió en la oscuridad para terminar con la cocaína que llevaba en las manos. Y ahora si, se encamino a la puerta del antro, despidiéndose de quienes conocía.

-
Listo
- Vamos, mi auto esta estacionado a la vuelta.
- Ok

Encendió el auto y se perdieron en la avenida de la ciudad para dirigirse al mirador de la carretera a Cuernavaca. Hacía bastante frío pero el cuerpo les calentaba lo suficiente para dejar a un lado la ropa que podría salvarles del clima y dejaron solo lo necesario en su piel.

Las caricias eran cada vez más intensas, y los minutos eran eternos… no había más deseo que el carnal y la pasión se notaba en cada respiración. La música en el reproductor del auto era ensordecedora. Ambos encendieron un cigarrillo, los dos sonreían siendo cómplices de lo que estaba por suceder.

Hasta que por fin llegaron al lugar. Estaba vacío y era adecuado para lo que pensaban hacer.

Dentro del auto empezaron a besarse, hasta comerse con los labios. La saliva producía tanta excitación que pronto se quitaron la playera que les cubría el torso, uno encima del otro y los cristales empezaban a empañarse. No había un solo testigo de lo que ahí dentro estaba sucediendo.

Uno de ellos abrió la puerta para salir al frío, que era nada con la temperatura que encendía sus cuerpos. Y le tomó la mano para poder salir, sin esperar a nada volvieron a besarse, sin dejar de acariciar cada parte sensible del cuerpo.

Uno a uno desabrocharon el cinturón y empezaron a deslizar sus manos dentro, alcanzando cada centímetro de piel posible, así uno de ellos empezó a besar el torso del otro mientras respiraban agitados, propio de la excitación.


Estaba besando por debajo del abdomen. Pedían más y más. Volvieron a besar sus labios hasta que el mismo instinto sexual permitió que los labios del otro bajaran una vez más allá donde la excitación era más que evidente.

Besos llenos de lujuria perdida en el abismo de la noche.

Entonces el orgasmo anunciaba llegar a el cuerpo del que permanecía parado y recargado en la ventanilla trasera del auto…

- Ahhh
- Te gusta
- Demasiado, no te detengas.


Y sin más, el orgasmo llego al cuerpo de uno de ellos y con los ojos cerrados experimento la sensación más erótica que pudo haber experimentado.

Al momento preciso el otro se levantó, aprovechó que el chico permanecía con los ojos cerrados en los segundos perfectos en que el orgasmo recorría cada parte de su cuerpo, y sin miedo a nada estrelló, con la misma fuerza que le producía la excitación, la cabeza de su victima en el vidrio de la ventanilla dejándole inconsciente y casi muerto. El cuerpo se deslizo lento hasta caer de rodillas al piso, y antes de caer al frente, le tomó la cabeza y lo aventó, con toda su fuerza, contra la carrocería del auto.

Lo mató.

Volvió dentro del auto para tomar su ropa y el abrigo que había aventado al asiento trasero, antes de bajar, abrió la cajuela del mismo

This boy is ... fire.

Un bote con un poco de gasolina. Y subió a la cajuela del auto para poder llegar al toldo del mismo. Y así vació la gasolina sobre el auto y el resto lo soltó sobre el cuerpo del que yacía muerto en el suelo. La música no dejaba de sonar…

Movía su cuerpo víctima de la droga que le hacía disfrutar la adrenalina.


Antes de terminar la pista que se reproducía, brinco al suelo y se alejo un poco, entonces tomó un cigarrillo y lo encendió. Disfrutaba aun de la droga y con una sonrisa aventó el cigarrillo sobre el cuerpo mojado en gasolina del que ya estaba muerto.


Se incendió.



Caminó tan lejos como pudo y entonces el silencio que dejó la última pista se perdió con la explosión del automóvil. Las llamas eran tan intensas que solo se observó la sombra del asesino mientras se perdía en la carretera.


Comfort me... and im still hungry for more.
The Legendary King Ray.

4 comentarios:

  1. Todo iba bien, hasta se me antojo, bueno bueno un decir, buen relato, extremo y excitante.

    ResponderEliminar
  2. eqiiz: hehe que no se te antoje!! lo que provoca el placer... : ) saludos y gracias por detenerte por nuestro blog.

    ResponderEliminar
  3. Sigo y seguiré cuestionándome sobre la relación tan directa de todos tus textos con la muerte. Espero un día poder entender.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: desde el punto de vista que lo puedas leer, es siempre cuestionable, más aun si buscas esa relación directa, que ni yo mismo sé y que no me he detenido a cuestionar.

    Es lo que me nació escribir ayer por la noche y no reparo en hacerlo, después de todo Mary Higgins Clark o la reina del crimen Agatha Christie solían escribir sobre asesinatos casí siempre.

    También tengo mi lado romántico y tierno, pero eso me lo reservo un poco más. Ahí si está escrito a manera autobiográfica... finalmente es amor y lo reservo para quien me inspira esa emoción.

    Agradezco tu opinión y espero vuelvas a leere, seguiré escribiendo lo que me gusta.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!