miércoles, 3 de noviembre de 2010

Para vivir mejor ...


Todos los que trabajamos para iniciativa privada debemos tener el acceso al "IMSS" por ley, pero si su jefe no se lo quiere dar yo que usted no presionaba; En realidad es un buen samaritano que quiere evitarle la pena de irse a hacer una fila de 10 horas cuando lleve una pata rota y le terminen dando medicamento porque usted tiene una gripe muy severa.

Y no es que en el "Seguro Social" no sepan lo que hacen, no señoras, ¡no! Lo que en realidad sucede es que ellos intentan atacar su verdadero problema, eso que usted no ve entre la penumbra de su "enfermedad", ya ve que todo es psicológico, ¿no?; Bueno, pues ellos saben perfecto lo que hacen. Que si usted va con el cuento de que le duele una muela, seguro es porque se torció el pie 150 días antes y ni siquiera lo recordaba, por tanto le darán medicina para el estreñimiento; Digo, a mi me parece estúpidamente lógico, seguramente en algún momento se estresó demasiado, eso lo estreñió y de la tensión entre el estrés y el estreñimiento no se fijó en alguna coladera en la calle y se torció una pata, obviamente tantas cosas juntas ¡son como un dolor de muela!.


Ya hablando en serio, (no porque no lo hubiere hecho, pero hay que poner cosas que parezcan inteligentes o me pega el jefe), resulta que el solo hecho de saber que te tienes que presentar a realizar cualquier tipo de trámite en tu oficina más cercana ya es un dolor de cabeza seguro.


Es de entrada llegar a ver a la secretaria más anciana de toda la ciudad, que por cierto tiene cara de bulldog (con los cachetes colgados y todo), torta en mano derecha, jugo en mano izquierda, y migajas de pan por toda la cara; Quien desde luego te atiende después de pasada la hora del "lonche" y como si estuviera haciéndote un favor.


Ya que terminaste con ella te pasan a la ventanilla "1" donde tendrás que dejar las huellas digitales del dedo índice del pie izquierdo, después pasarás a la ventanilla "2" a dar razón de tu tatarabuela congelada y entregarás su cartilla de vacunación en 25 tantos (con copia al de intendencia de ser necesario), posteriormente pasarás al piso 3, 4 y 5 donde tendrás que hablar con quien se te cruce explicando tu caso y entregando unas cuantas mordidas para que sea procesado con rapidez y de buena gana. (Esto es en los trámites)


Ahora, ¿por qué no vamos al doctor?, resulta que hace no menos de una semana, una amiga cercana de la familia tuvo complicaciones en la vesícula porque le detectaron piedras y tal; Fue a internarse (después de hacer los pasos que ya mencioné arriba) para que le operaran y como debía ser, le tendrían que quitar el órgano afectado. Para empezar, la internan y no había cirujano ni sala disponible para operar, por tanto hubo que esperar un día y medio para que se les abriera un espacio, habiendo lugar fue metida inmediatamente al quirófano y abierta como res. Despertó en la cama de su habitación y ya que más o menos podía decir su nombre y dirección la dieron de alta. Esa noche la pasó encerrada en su casa con 38º de temperatura y con dolores como si hubiera parido octillizos; Obviamente, la internaron al otro día de vuelta y los doctores la volvieron a mandar a su casa diciendo que únicamente debía guardar reposo absoluto por 5 días y el dolor cesaría (o no...), para no alargar más la historia, fueron a un laboratorio particular, le hicieron un ultrasonido y ¡voilà! Problema arreglado, nadamás la habían tasajeado a lo pendejo porque, caramelos y bolitas, la vesícula y sus piedritas continuaban dentro de ella.


No se preocupen de más (como si lo hicieran en realidad) la cosa ya está en su cauce y el IMSS ya tiene una demanda (una más a la lista, ¡Que emoción! *Y agita sus pompones*).


Pero es justo aquí cuando me pregunto, ¿No es acaso cierto lo que expuse en el inicio?, Los doctores que operaron a esta pobre mujer sin fé, sabían que ella amaba con locura y pasión su órgano, y que además las piedras eran como parte de ella, ¿Quiénes son ellos para venir a decirle que tiene que deshacerse de sus pertenencias? ¿Quiénes?, ¿No es ya mucha la joda de haberla recibido gritando como una loca?, ¿No fue demasiado el trabajo que hicieron al abrirse espacio para atender a esa psicópata de la salud?


Vuelvo a preguntarme, Y a ellos ¿quién los cuida?. ¿Tienes el valor o te vale? Si tienes el valor, no vayas haciendo dramas mayores y por piedad acepta sus aspirinas caducas cuando vas en un grito porque te rompiste una costilla, por eso nuestro país no avanza, ¡por gente como tú!


Seguiré informando.
Adiós y ¡Tan Tan!

3 comentarios:

  1. *aplausos* habrá forma de que mi jefe lo lea? digo porque es muy fácil mandar a tus empleados al IMSS en pos de que no te descuenten el maldito dia, al fin que ellos con el seguro privado, sin problema se atienden en un dos por tres...

    ResponderEliminar
  2. El de la pata rota era yo, ¿verdad?

    Y sí la verdad es que yo mismito con estas carnes que arderán sabrosamente en el infierno sé lo que es estar en urgencias, sin alimento sólido durante 36 horas y con retortijones dignos de ciguría estética de mi Lucía Méndez para esperar a que se desocupe un quirófano y te puedan atender.

    Eso sin contar las 10 mil enfermeras que pasan a hacerse guaje y los 100 mil doctores que quesque 'te revisan' para saber que tan grave andas.

    Para la otra mejor me opero yo solo con un escalpelo en una mano y mi toallita mordible en otra. Western Style.

    ResponderEliminar
  3. HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA, no en realidad, tú no eras el de la pata rota, pero, ahora que lo veo así me es todavía mas graciosa la entrada! *Y agita sus pompones*

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!