viernes, 19 de noviembre de 2010

Dios bendiga la mano izquierda...! (Sólo para diestros)

Por el osito bimbo les ruego, no entremos en discusiones sobre si lleva o no acento mi título, ¿ok?

Ya que mi creatividad y mi capacidad de escribir son nulas en este momento, me  he permitido traer a una invitada entrañable y muy querida para mi: "La tía Chepa". Quien estará encargada de este post con el fin de ilustrarles la importancia de la mano izquierda. 

Hola mi'jitos, antes que nada permítanme presentarme, mi nombres es "Chepa" y soy la tía gorda, celulítica, artrítica y varicosa del wey este al que tienen escribiendo aquí. Les vine a platicar sobre una experiencia orgásmica que se refiere al karma y sus bonitas consecuencias.

El día Martes mi sobrino tuvo una pelea a muerte con el azulejo del piso de la regadera; no se preocupen él ganó, pero obviamente no se fue limpio, la caída aparatosa de tremendo animal (casi pesa lo mismo que yo, nomás que lo mío es en las chiches) le dejó un golpe muy fuerte contra una de las llaves del agua en su codito derecho. Y miren que nos dimos cuenta porque nomás se empezó a escuchar el crujido de la casa como en el terremoto del 85, cuando eso pasó todos en casa dijimos "Ay este pobre tarugo, ya se nos partió la madre" y comenzamos con los preparativos del funeral, pero fue falsa alarma (Me carga la tía de las muchachas, yo ya quería cafesito y tamales que re-buenos que me salen).

Después de que bajó con el rimel corrido por las lágrimas que derramó, el codo del doble de su tamaño original, y la mano paralizada, lo vendé, le puse su pomada de la tía (un ungüento mamario principalmente ocupado en el tratamiento de animales) (ustedes comprenden, ¿no?) le di su besito curador de la tía Chepa y lo mandé a perseguir la chuleta.

Justo después de despedirme de él y darle su bendición, comencé a pensar en mi cabeza: ¿Y ahora, si yo me lastimara la mano derecha qué haría? obviamente hice una lista descriptiva de todo lo que uno hace con la mano derecha, y a continuación la cito; a letra dice: "la mano derecha sirve:
  • que si para lavar los trastes
  • que si para aspirar
  • que si para barrer
  • que si para lavar a mano en el lavadero con la comadre Pita
  • que si para tantear el jitomate (que no esté aposhcaguado)
  • que si para ponerse los tubos en la cabeza
  • que si para abrocharse el mandil
  • que si para ponerse las chanclas de descanzo
  • que si para agarrar a periodicazos a mi sobrino
  • que si para agarrar la revista mientras que una está en el baño
  • que si para jugar al "riquirrán" con la bebé
  • que si para sacarse "la fruta de la piñata" en momento incómodo (cuando el calzón pantaleta se le mete a una por donde no le da a una el sol)
  • que si para pegarle a la piñata ..."
Yo confieso que me volvería loca sin mi mano derecha, pero luego recordé: "Diosito por algo hace las cosas", es momento de que mi retrasado sobrino aprenda a usar su mano izquierda de él que mucha falta le hace, porque no es como esos niños superdotados (de mente) que son "ambidiestros" que les dicen, ¿por qué Dios mío?, ¿Por qué nos mandaste un niño limitado de sus facultades manuales?.

Si él tuviera que hacer todas esas cosas que enlisté, segura estoy de que nada que las podría hacer sin su mano derecha.

Es por eso que ya puse a toda la familia a practicar; les amarré su manita derecha a la espalda (como si los estuviera yo arrestando) y los puse a hacer sus cosas del diario; Para demostrarle a México y el mundo que la familia Silva es una familia comprometida con el avance y el progreso; ahora sí Dios mío, si nos cortas la mano derecha ¡DIOS BENDIGA LA MANO IZQUIERDA!

¡Con o sin tu mano derecha, Chepa te llamas!

Seguiré informando 
Adiós y Tan Tan!  

2 comentarios:

  1. Jajaja. Me encantó el que haya sido la Tía Chepa quien narró la historia. Cabe mencionar que su capacidad para utilizar el lenguaje 'floreadamente' y con un léxico más folklórico que formal es lo que la hace tan perteneciente a la cultura. Además, no puedo mencionar nada sobre la caída del sobrino. Amé todo lo escrito anteriormente y quiero felicitar al que lo hizo. Si es alguna tía chilanga que tiene la trenza olvidada CON TODOS por los Twitter (que le dicen...) pues le avisan que la quiero mucho. (:

    ResponderEliminar
  2. HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA idiota! Te amo!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!