lunes, 18 de octubre de 2010

*Y agita sus pompones*


Su majestad pomponsisima de regreso en la vida bloggera; Mi nombre no importa, soy conocido de muchas formas: Que si "pendejo", que si "estúpido", que si "idiota", que si "puto", que si "la de la bolsita rosa", que si "la de los pompones"; ¡Bah!  ¿Qué más da?.

Emmanuel Silva me dicen porque eso está asentado en mi acta de nacimiento. Pero, ustedes siempre pueden llamarme "Emm" (más corto, comercial y vulgar)

Accedí a esta bellísima invitación porque, la verdad, decir pendejadas es mi oficio y beneficio, escribir estupideces mi vocación y ser quien soy mi prioridad.

Estoy seguro de que quien lea, criticará fuertemente mis entradas y está bien, vivo con ello. No me preocupa ser o no "monedita de oro", eso es un trabajo para quien va por la vida reinventándose para caerle bien a todos.

Habiendo dicho lo anterior, la reina de los pompones declara bajo protesta de decir verdad, lo siguiente:

  • Que si la entrada que vean firmada por mi no les gusta: no me importa.
  • Que en caso de que quieran criticarlo: vengan, hagan un esfuerzo y traten de escribirlo mejor que yo.
  • Que escribiré sin pelos en los dedos.
Y si así no lo hiciere, que el staff me lo demande.
  
Por cierto, hay por esta vida unas cosas que, para nosotros: "la clase obrera del mundo mundial", llamamos transporte público. Y es que ustedes disculparán, pero me indigna que me suba al metro oliendo a mi agua de colonia preferida, y baje de ahí con olor a la zona de alimentos del mercado de Tepito. Pero eso, como diría mi amiguirri "la nana goya", ya es otra historia.

Adiós y tan tan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido la tertulia? Comenta con nosotros tus opiniones!